La música que escuchas refleja tu personalidad

personalidad rock.fwPor si había dudas, un grupo de psicólogos de la Universidad de Cambridge, Reino Unido, ha elaborado un estudio que confirma que la predilección musical viene determinada por los rasgos de personalidad. Lo novedoso de la investigación es que en esta ocasión, se ha pretendido analizar la relación entre la forma de pensar de cada individuo y sus gustos musicales.

Los resultados del informe determinan que las personas en las que prima la empatía disfrutan más de los estilos musicales suaves, como el blues, el jazz y el country. Por el contrario, las composiciones de heavy metal o punk jamás entrarían en su repertorio. Quienes se identifiquen con la sistematización, o la capacidad para comprender instintivamente las reglas, escuchan, por normal general, ritmos más contundentes.

Estas conclusiones no contradicen a las derivadas de otros estudios previos sobre el tema que catalogan a cada persona en función de sus gustos musicales. La versatilidad y la ausencia de barreras mentales se relaciona con el blues, el jazz y la música clásica. Las personas extrovertidas, que disfrutan estando rodeadas de gente, preferirán el pop, el funk y todos aquellas corrientes melódicas que les permitan bailar sin parar.

Uno de ellos es la investigación impulsada por los académicos Adrian North y David Hargreaves, que cuenta con el reconocimiento de la Universidad de Leicester y que basa sus resultados en los datos recogidos tras evaluar las respuestas sobre hábitos musicales de más de 2.500 voluntarios. De las conclusiones se estrae que efectivamente los gustos musicales vienen acotados por los rasgos de personalidad y la música se utiliza como un medio para regular las emociones.

Por su parte, Samuel Gosling y Peter Rentfrow, pertenecientes a la Universidad de Texas, distinguen 4 categorías en las que agrupar el contexto musical y en los cuales se identifica el bruto poblacional.

Así, los seguidores de la música clásica, el blues, jazz y soul se caracterizan por su solidez emocional y, tal como afirmaban los investigadores de Cambridge, suelen ser tolerantes y abiertos de mente. Los fans del country y del pop se revelan como individuos más consevadores y extrovertidos. Disfrutan de una intensa vida social y de las aglomeraciones de gente pero curiosamente, sus habilidades verbales no están excesivamente desarrolladas.

El rock y el heavy metal se identifican con cierto grado de rebeldía e impulsividad que los hace destacar siempre donde van. Tienen un estilo personal y confían firmemente en su inteligencia. Los amantes del soul, el funk y el hip-hop, así como de la música electrónica, son abiertos, liberales y algo despistados. Les fascina el deporte y salvo ciertas excepciones, no reparan mucho en los fallos de los demás.

Fuente: http://noticias.universia.es/